Predicaciones Artículos eBooks Preguntas Oración Biblia Tienda
 
Artículos Adoración | Devocional | Economía | Enfoque Juvenil | Escatología | Liderazgo | Ministerio | Matrimonio | Noticias | Padres | Vida Cristiana
Amistad de Hombre Por Jesús Adrián Romero
Ministerio  Dejar un comentario

Edgar Cházaro, Dionisio Córdova, René Togawa, Luis Noriega, Sergio Félix, Alejandro Acevedo… Estos no son nombres de personajes famosos, ni de misioneros que dieron sus vidas en algún lugar de la selva africana, pero si son nombres muy importantes para mi. Cada uno de estos nombres encierra historias, imágenes, recuerdos, melancolías; son los nombres de los amigos de mi niñez. Compartí con ellos parte de mi vida, de los 6 a los 12 años, mis años de escuela primaria.

Han transcurrido 22 años desde que estuvimos juntos por última vez, 22 años desde que mis padres decidieron que era necesario irnos a vivir a otra ciudad y sin embargo sus rostros, sus nombres y nuestras historias juntos, permanecen en mi mente como una película.

Durante mis años de adolescencia y juventud tuve y tengo otros amigos; pero los lazos de amistad, aunque han sido fuertes, no han dejado el impacto que dejaron aquellos amigos de la niñez.

¿Por qué?

La respuesta es simple: éramos niños, libres, transparentes, sin prejuicios, sin máscaras; sabíamos expresar lo que sentíamos, fuera bueno o malo y nos aceptábamos tal y como éramos. Nuestros padres eran diferentes, de diferente eduación y clase social, pero nosotros éramos iguales.

Existe en mi mente un racimo de historias que podría contar acerca de nuestro tiempo juntos. Algunas historias son buenas, algunas no tan buenas, pero todas están en mi mente. La vez que nos llamaron a todos juntos a la dirección de la ecuela; nuestras escapadas al río; la vez que fuímos a otra ciudad para competir por el campeonato estatal de baloncesto infantil y perdimos cada uno de los juegos que jugamos, pero fue uno de los mejores tiempos de nuestra vida.

Ahora tengo 34 años de edad, una esposa encantadora que amo con todo mi corazón, unos hijos que me hacen el padre más feliz del mundo, y aún con todo esto, tengo sed de amigos como los que tuve en la niñez, amigos que me acepten tal cual soy, amigos que no traten de impresionarme con sus logros, amigos que admitan sus errores y sientan la necesidad de tener un amigo con quien compatirlos, amigos transparentes que puedan hablar a cara descubierta haciendo a un lado toda “máscara”, porque con ellas no puede haber amistad verdadera.

Alguien se expresó de la amistad de su amigo de una manera que puede sonar escandalosa para algunos. “Más marvilloso me fue tu amor que el amor de las mujeres”. Estas no son palabras de algún pervertido sexual con una aberración con personas del mismo sexo. ¡NO! estas fueron las palabras de un hombre de guerra que lloraba la muerte de su entrañable amigo. David llorando a Jonatán.

Todo hombre lleva bajo la dura coraza de soldado la necesidad de un amigo, un deseo de amistad real y fuerte, la necesidad de encontrar esa conexión que existía entre David y Jonatán, conexión de igual a igual, conexión de Hombre a Hombre.

[banner]La siguiente historia toca las fibras de mi corazón porque habla del tipo de amistad y del tipo de amigos que todos deberíamos tener y ser:

Era Damón un filósofo de Siracusa que fue condenado a muerte por conspirar contra Dionisio. Este le dio permiso para ir a un pueblo cercano a despedirse de su familia, a condición que dejara de rehén un fiador el cual sufriría la última pena en lugar de Damón si este faltaba a su palabra de acudir a la hora fijada para la ejecución. Su entrañable amigo, el filósofo Fintias, se ofreció a quedar como rehén, y como Damón no se presentó a la hora fatal, Fintias lo disculpó en público diciendo que Damón era inocente de toda culpa; que tenía la seguridad de que había sido detenido por alguna circunstancia contra su voluntad y que tal vez en aquel momento se hallaba en camino para ir a cumplir su palabra; pero que él, Fintias, no quería que se demorase la ejecución y moriría con gusto para salvar la vida de su inocente amigo.

Apenas acababa de hablar, oyose una voz que de lejos gritaba: “¡detenéos!”, y viose llegar a galope tendido un jinete que resultó ser el mismo Damón, el cual subiendo al patíbulo, abrazó a Fintias y le dijo que su retraso en llegar era debido a que había reventado el caballo y tuvo que pedir otro prestado en el camino para poder llegar a tiempo de evitar el sacrificio de su amigo.

El tirano Dionisio se conmovió tanto al ver la amistad de aquellos hombres, que no sólo perdonó a Damón, sino que rogó a ambos que le permitiesen ser partícipe de su amistad.

¡Esta es la amistad de Hombre a Hombre!
¡Amistad para la que fuímos creados!

Jesús encontró esa conexión con los doce. Con Pedro, Juan y Jacobo, la amistad fue de una manera más personal. Era tal la conexión entre Jesús y Juan que la Escritura dice que Juan se recostaba en su pecho. Esta tampoco era una amistad perversa, sino la demostración de una verdadera amistad de Hombre a Hombre y sin prejuicios. Tan grande fue su amistad que hasta nuestros días Juan es conocido como “el discípulo amado”.

Desarrollemos amistades fuertes con otros hombres, amistades libres y transparentes. Encontremos esa conexión que necesitamos para realizarnos como hombres y un día se llegará nuestro turno para que junto a nuestros amigos, nos podamos sentar a la mesa con nuestro Señor y de Hombre a Hombre, de Amigo a Amigo, de Igual a Igual, recostarnos en su pecho como lo hizo Juan.

Un amigo más,
Jesús Adrián Romero.

Mas artículos por Jesús Adrián Romero
El ejercicio espiritual
Ministrando al Señor
Jóvenes, agentes de cambio

Deja un comentario

 
Artículos
Salida de Emergencia
Arlo B. Calles

Hace tiempo mientras viajaba en el autobús veía que en la parte de arriba había un anuncio o un aviso que decía “Salida de Emergencia”. En el caso de un accidente o de que se volteara, esa puerta era una manera de salir y escapar, o de sobrevivir a un incendio, o una manera de poder salir de ese problema.

La Mayor Falacia Atea
Alejandro Vera

Mientras lees esto, si eres ateo, tendrás una de tres reacciones para lo que leerás. Voy a decir que hay tres grupos. El primer grupo creo yo tendrá una reacción de enojo. Verás estas falacias y chocará con lo que crees, tus labios comenzarán a curvarse y solo tendrás una crítica.

Crónicas del Desierto
Percy Berrospi Aguirre

Desiertos, los hay en todas partes. Todos muy parecidos, algunos con más historia y esplendor que otros, pero todos con la misma insipidez que emana de la soledad.

Diez razones para no casarse
Randy Carlson

Lee esto con cuidado pues podría animarte para pensar bien y tomar las deciciones correctas o ayudar en algunas deciciones que ya has hecho.

 
 
Podcast en iTunes
Ahora puedes descargar las conferencias desde iTunes para tu iPod
Suscribirse
 
Biblia para el iPad
Desarrollamos en formato ePub la Biblia RV versión 1909
Descargar gratis aquí
 
 
Network
 Usuarios Activos Entrar aquí:
Usuario:
Clave:
 
   
  Crear cuenta nueva
  Recuperar mi clave
 
 
 

Verso de Hoy - RV 1960

Comentarios más Recientes

 

¿Cuáles son los libros que más lees?

View Results

Cargando ... Cargando ...
 
 
Conexion Extrema
 
 
© 2005-2017 Bendicion.net - Bendición Network, LLC. Todos los derechos reservados. | Nosotros | Privacidad | Términos de uso | Contacto | Publicidad
Boletín

Recibe cada nuevo artículo enviado a tu email

Suscríbete hoy: