Predicaciones Artículos eBooks Preguntas Oración Biblia Tienda
 
Artículos Adoración | Devocional | Economía | Enfoque Juvenil | Escatología | Liderazgo | Ministerio | Matrimonio | Noticias | Padres | Vida Cristiana
El dueño de mis labios
Fuente: Ministerios RBC | Nuestro Pan Diario  Dejar un comentario

Lectura: Salmo 12
Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Señor… —Salmo 19:14

La diferencia entre el elogio y la adulación suele ser la motivación. Un elogio aprecia de manera genuina una cualidad o una acción de otra persona, mientras que el objetivo de la adulación es, habitualmente, aprovechar la situación al ganarse el favor de otra persona. Los elogios buscan animar; la adulación, manipular.

En el Salmo 12, David se lamenta de su entorno social, donde las personas fieles y piadosas habían desaparecido, y en su lugar, había otras que hablaban mentiras «con labios lisonjeros, y con doblez de corazón» (v. 2). Habían declarado: «Por nuestra lengua prevaleceremos; nuestros labios son nuestros; ¿quién es señor de nosotros?» (v. 4).

Sería bueno preguntarnos: ¿de quién son mis labios? cuando somos tentados a elogiar falsamente para conseguir lo que queremos. Si soy dueño de mis labios, puedo decir lo que me plazca. Pero si le pertenecen al Señor, mi vocabulario reflejará sus palabras, las cuales el salmista describe como «limpias, como plata refinada en horno de tierra, purificada siete veces» (v. 6).

Quizá una manera apropiada de mostrar a quién le pertenecen nuestros labios sería empezar cada día con la oración de David, plasmada en otro salmo: «Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Señor, roca mía, y redentor mío» (Salmo 19:14).

—DCM

El que guarda su boca, preserva su vida… —Proverbios 13:3 lbla

Deja un comentario

 
Artículos
Salida de Emergencia
Arlo B. Calles

Hace tiempo mientras viajaba en el autobús veía que en la parte de arriba había un anuncio o un aviso que decía “Salida de Emergencia”. En el caso de un accidente o de que se volteara, esa puerta era una manera de salir y escapar, o de sobrevivir a un incendio, o una manera de poder salir de ese problema.

La Mayor Falacia Atea
Alejandro Vera

Mientras lees esto, si eres ateo, tendrás una de tres reacciones para lo que leerás. Voy a decir que hay tres grupos. El primer grupo creo yo tendrá una reacción de enojo. Verás estas falacias y chocará con lo que crees, tus labios comenzarán a curvarse y solo tendrás una crítica.

Crónicas del Desierto
Percy Berrospi Aguirre

Desiertos, los hay en todas partes. Todos muy parecidos, algunos con más historia y esplendor que otros, pero todos con la misma insipidez que emana de la soledad.

Diez razones para no casarse
Randy Carlson

Lee esto con cuidado pues podría animarte para pensar bien y tomar las deciciones correctas o ayudar en algunas deciciones que ya has hecho.

 
 
Podcast en iTunes
Ahora puedes descargar las conferencias desde iTunes para tu iPod
Suscribirse
 
Biblia para el iPad
Desarrollamos en formato ePub la Biblia RV versión 1909
Descargar gratis aquí
 
 
Network
 Usuarios Activos Entrar aquí:
Usuario:
Clave:
 
   
  Crear cuenta nueva
  Recuperar mi clave
 
 
 

Verso de Hoy

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la conviccin de lo que no se ve. Hebreos 11:1

Comentarios más Recientes

 

¿Cuáles son los libros que más lees?

View Results

Cargando ... Cargando ...
 
 
Conexion Extrema
 
 
© 2005-2017 Bendicion.net - Bendición Network, LLC. Todos los derechos reservados. | Nosotros | Privacidad | Términos de uso | Contacto | Publicidad
Boletín

Recibe cada nuevo artículo enviado a tu email

Suscríbete hoy: