Predicaciones Artículos eBooks Preguntas Oración Biblia Tienda
 
Artículos Adoración | Devocional | Economía | Enfoque Juvenil | Escatología | Liderazgo | Ministerio | Matrimonio | Noticias | Padres | Vida Cristiana
Las muchas caras de la humildad Por Mart De Haan
Fuente: Ministerios RBC | Vida Cristiana  Dejar un comentario

No quiero caminar con los orgullosos. Pero tampoco quiero ser contado entre los humildes. La humildad tiene problemas de R.P. El orgullo ha hecho un buen trabajo arruinando la reputación de su rival. Muchos de nosotros no podemos pensar en la humildad sin sospechar orgullo en disfraz, o una insaludable y auto-derrotada personalidad.

Parte del problema parece ser que la humildad actúa mucho como el orgullo. Ambos se presentan en las mismas fiestas. Ambos tienen un closet lleno de disfraces. Ambos tratan de evadir ser detectados. Lo que es diferente, sin embargo, son sus motivos. Mientras que el orgullo se esconde para evadir culpa y convicción, “H” se queda en el fondo por su preocupación por las alegrías y dolores de otros.

Con estos diferentes motivos en vista, mira si reconoces las siguientes tácticas y estrategias del factor “H”.

Humildad principal
Mientras es conocida por producir seguidores, el factor “H” también puede producir lideres. Mirar por las necesidades de otros puede ser una fuerte motivación para tomar los riesgos de liderazgo.

Humildad odiosa
Mientras tiene una reputación de amor genuino, la humildad también sabe como odiar cualquier cosa que amenace el bienestar de otros.

Humildad de discurso
Algunas veces vista como timidez, la humildad hablara rápido y en voz alta, aun a su propia expensa, cuando ve los intereses de otros en riesgo.

Humildad defensora
A menudo conocida por “poner la otra mejilla” en respuesta a insultos, la humildad puede usar fuerza física en contra de un enemigo si la situación requiere defensa personal o nacional.

Humildad de recibir
Conocida por dar sacrificadamente para atender las necesidades de otros, la humildad también sabe cuando recibir agradecidamente ayuda y bondad.

Humildad de risa
Mientras que la humanidad sabe cuando llorar, pasa una buena parte de su tiempo riendo con las alegrías de otros y disfrutando el favor de Dios.

Humildad urgente
Mas a menudo que no, el factor “H” practica la paciencia de tal manera que no forje su voluntad en otros. Pero algunas veces, cuando las condiciones lo requieren, la humildad corre al lado de aquellos quienes necesitan ayuda.

Humildad bien preparada
La humildad se ha hecho de un nombre para si por saber cuando rasgar su ropa y vestir de ropa con polvo y cenizas. Pero mas a menudo que no, el factor “H” se esconde detrás de la “normalidad” para evadir alertar su presencia.

eBooks recomendados
Venciendo temores
Por Alberto Cruz
 
Líderes de papel con pies de barro
Por Serafín Contreras
 
Las 7 Cicatrices del Líder
Por Dío Astacio
 
Vidas en transición
Por Serafín Contreras
 
Humildad descontenta
La mayoría de la gente ve la humildad como estar dispuesto a quedar satisfecho con lo que se le ha dado. Pero nada es tan insatisfactorio como el factor “H” cuando ve las necesidades de otros ser ignoradas.

Humildad que no difiere
Conocida por tomar insultos en vez de pagar mal por mal, la humildad también conoce cuando pararse por amenazas si esta en los intereses de otros el hacer eso.

Humildad que no perdona
La humildad tiene una reputación merecida por dar a otros a causa del perdón que ha recibido. Pero el factor “H” también sabe como mantener los pies en el fuego cuando hay falta de arrepentimiento.

Humildad que pregunta
En casos notados, le factor “H” hace lo que se le es dicho sin hacer preguntas. Pero no es tan orgulloso como para pedir clarificación -o incluso para justificación- cuando las necesidades de otros parecen estar en riesgo.

Humildad escéptica
La humildad sabe cuando dar a otros el beneficio de la duda. Pero en ocasiones importantes sabe cuando, con amor y valor, no creer lo que esta escuchando.

Humildad no obediente
El factor “H” tiene una reputación por ser cooperativa. Pero hay veces cuando la humildad tiene cierto tipo de orgullo que obedecería al mal en vez de arriesgar el desapruebo de otros.

Humildad auto-protectora
Aunque la humildad no se protege a si misma a la expensa de otros, si sabe cuando mirar por sus propios intereses para evadir ser quemada e inusable para otros.

Humildad auto-ayudante
Aunque la auto-ayuda puede ser una forma arrogante de rechazar la ayuda de Dios y otros, la humildad también sabe cuando educarse y mejorarse para el bien de otros.

Humildad exitosa
Mientras que el factor “H” no busca honor o éxito para ponerse en escena, la humildad esta a gusto con el reconocimiento que es bueno para el bienestar general.

Humildad que busca atención
La humildad no busca atención para si misma y para su propio bien. Pero sabe cuando levantar una toalla, lavar los pies de los demás, y decir “sigue mi ejemplo.”

Humildad que busca conocimiento
Mientras que el conocimiento puede dar cabezas grandes a aquellos que lo tienen (1.Cor. 8:1), la humildad sabe como buscar, con amor, información y verdad para el bien de otros.

En cada uno de estos ejemplos debería de ser claro que la humildad no esta hecha de apariencias. Al contrario, el factor “H” es otra forma de mirar al amor honesto. Cuando genuinamente nos preocupamos por las necesidades de otros en el Espíritu de Cristo, el orgullo es desechado por la humildad.

No hay mejor descripción de la humildad que lo que escribió el apóstol Pablo. Mientras apuntando a sus lectores al ejemplo de Cristo, escribió, “Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a el mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús…”(Fil. 2:3-5).

Padre, perdónanos por ser tan desinteresados en la actitud que trajo a Tu Hijo del cielo a la tierra. Sabemos que tu resistes a los orgullosos y das gracias a los humildes. Pero muy fácil cambiamos a nuestros instintos. Por favor ayúdanos a amar la clase de humildad que Tu amas. Por favor permítenos adoptar la clase de actitud que nos ayudara a mirar por aquellos que tienen un lugar eterno en tu corazón.

Mas artículos por Mart De Haan
Un gran impostor

Deja un comentario

 
Artículos
Salida de Emergencia
Arlo B. Calles

Hace tiempo mientras viajaba en el autobús veía que en la parte de arriba había un anuncio o un aviso que decía “Salida de Emergencia”. En el caso de un accidente o de que se volteara, esa puerta era una manera de salir y escapar, o de sobrevivir a un incendio, o una manera de poder salir de ese problema.

La Mayor Falacia Atea
Alejandro Vera

Mientras lees esto, si eres ateo, tendrás una de tres reacciones para lo que leerás. Voy a decir que hay tres grupos. El primer grupo creo yo tendrá una reacción de enojo. Verás estas falacias y chocará con lo que crees, tus labios comenzarán a curvarse y solo tendrás una crítica.

Crónicas del Desierto
Percy Berrospi Aguirre

Desiertos, los hay en todas partes. Todos muy parecidos, algunos con más historia y esplendor que otros, pero todos con la misma insipidez que emana de la soledad.

Diez razones para no casarse
Randy Carlson

Lee esto con cuidado pues podría animarte para pensar bien y tomar las deciciones correctas o ayudar en algunas deciciones que ya has hecho.

 
 
Podcast en iTunes
Ahora puedes descargar las conferencias desde iTunes para tu iPod
Suscribirse
 
Biblia para el iPad
Desarrollamos en formato ePub la Biblia RV versión 1909
Descargar gratis aquí
 
 
Network
 Usuarios Activos Entrar aquí:
Usuario:
Clave:
 
   
  Crear cuenta nueva
  Recuperar mi clave
 
 
 

Verso de Hoy - RV 1960

Comentarios más Recientes

 

¿Cuáles son los libros que más lees?

View Results

Cargando ... Cargando ...
 
 
Conexion Extrema
 
 
© 2005-2017 Bendicion.net - Bendición Network, LLC. Todos los derechos reservados. | Nosotros | Privacidad | Términos de uso | Contacto | Publicidad
Boletín

Recibe cada nuevo artículo enviado a tu email

Suscríbete hoy: