Predicaciones Artículos eBooks Preguntas Oración Biblia Tienda
 
Artículos Adoración | Devocional | Economía | Enfoque Juvenil | Escatología | Liderazgo | Ministerio | Matrimonio | Noticias | Nuestro Pan Diario | Padres | Vida Cristiana
Tiempo de decisión Por Francisco Bazán
Vida Cristiana  Dejar un comentario

Hay un sin número de interrogantes que necesitan una respuesta segura. Esto ocurre en todos los órdenes de la vida, muy especialmente en el área espiritual, y en relación a los misterios que se nos plantean frente a la voluntad de Dios revelada a través de las Sagradas Escrituras. Estos misterios, muchas veces han sido cambiados o mal interpretados por el hombre y sus religiones, haciendo que esos interrogantes se vuelvan cada vez más difíciles de entender y resolver.

Mi intención en este tratado es brindarle, breve y específicamente, los principios -no de hombres ni de religiones- que nos dan la base teológica y espiritualmente firme, sobre la importancia que tiene el bautismo en agua o por inmersión, como comúnmente se lo llama; y que han sido establecidos por Dios mismo en Su Palabra, la Santa Biblia.

Estoy seguro de que si le preguntara a distintas personas: “¿Es usted bautizado?”, la mayoría diría que “sí”. Y si mi otra pregunta fuera: “¿Se acuerda del día de su bautismo, y de la razón por la cual se bautizó?”, la respuesta sería: “No, porque era un bebé casi recién nacido; no sabía ni entendía nada de lo que pasaba a mi alrededor”. Y eso mismo ocurrió conmigo.

Cuando nací, según me contaron, todos reían y solo yo lloraba; y a partir de ese momento, lo que mis padres establecían, por más que llorara o gritara se convertía en mi norma de vida, porque ellos decidían por mí. Y entiendo que eso era correcto, pues yo no podía ejercer mi libre albedrío hasta que llegara a mi adultez.

eBooks recomendados
Venciendo temores
Por Alberto Cruz
 
Líderes de papel con pies de barro
Por Serafín Contreras
 
Las 7 Cicatrices del Líder
Por Dío Astacio
 
Vidas en transición
Por Serafín Contreras
 
Así fue que decidieron llevarme al sacerdote, para ponerme bajo los dogmas de la religión; y mediante una ceremonia, a la que se llamó ‘bautismo’, me impartieron fuera de mi razón y conocimiento- una bendición mientras mojaban mi cabeza con agua bendita, la que me iban poniendo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Y bienvenida sea toda bendición que recibí en aquel estado de lógica inconsciencia infantil, por la buena voluntad de mis padres.

Pero ya de grande, cuando empecé a comprender, a tener acceso y conocimiento del verdadero sentido de las cosas, quise avanzar tomando para mí -ahora conciente y por mi propia voluntad- todo lo que es del agrado de Dios y me permite tener una vida bendecida, y de acuerdo a lo que Él establece y me da como ejemplo en su Palabra.

Es así que, reconociendo la importancia que en la Biblia tiene el bautizarse, un día, con gran alegría y deseoso de identificarme totalmente con nuestro Señor Jesucristo, decidí bautizarme como Dios lo indica en las Sagradas Escrituras. Siendo el bautismo la manera de simbolizar públicamente la muerte, sepultura y resurrección del Señor Jesucristo, Romanos 6:4-5 que declara:

“Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo resucitó por el poder del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva. En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte, sin duda también estaremos unidos a él en su resurrección”.

Semana Santa es el tiempo especial para este paso de fe y obediencia al Señor; decídase ahora mismo y reciba sus beneficios.

“Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados -les contestó Pedro-, y recibirán el don del Espíritu Santo”. Hechos 2:38

Mas artículos por Francisco Bazán

Deja un comentario

 
Artículos
Salida de Emergencia
Arlo B. Calles

Hace tiempo mientras viajaba en el autobús veía que en la parte de arriba había un anuncio o un aviso que decía “Salida de Emergencia”. En el caso de un accidente o de que se volteara, esa puerta era una manera de salir y escapar, o de sobrevivir a un incendio, o una manera de poder salir de ese problema.

La Mayor Falacia Atea
Alejandro Vera

Mientras lees esto, si eres ateo, tendrás una de tres reacciones para lo que leerás. Voy a decir que hay tres grupos. El primer grupo creo yo tendrá una reacción de enojo. Verás estas falacias y chocará con lo que crees, tus labios comenzarán a curvarse y solo tendrás una crítica.

Crónicas del Desierto
Percy Berrospi Aguirre

Desiertos, los hay en todas partes. Todos muy parecidos, algunos con más historia y esplendor que otros, pero todos con la misma insipidez que emana de la soledad.

Diez razones para no casarse
Randy Carlson

Lee esto con cuidado pues podría animarte para pensar bien y tomar las deciciones correctas o ayudar en algunas deciciones que ya has hecho.

 
 
Podcast en iTunes
Ahora puedes descargar las conferencias desde iTunes para tu iPod
Suscribirse
 
Biblia para el iPad
Desarrollamos en formato ePub la Biblia RV versión 1909
Descargar gratis aquí
 
 
Network
 Usuarios Activos Entrar aquí:
Usuario:
Clave:
 
   
  Crear cuenta nueva
  Recuperar mi clave
 
 
 

Comentarios más Recientes

 
 
 
Conexion Extrema
 
 
© 2005-2017 Bendicion.net - Bendición Network, LLC. Todos los derechos reservados. | Nosotros | Privacidad | Términos de uso | Contacto | Publicidad