Predicaciones Artículos eBooks Preguntas Oración Biblia Tienda
 
Artículos Adoración | Devocional | Economía | Enfoque Juvenil | Escatología | Liderazgo | Ministerio | Matrimonio | Noticias | Nuestro Pan Diario | Padres | Vida Cristiana
Una familia, ¿sin niños? Por Lon Adams
Padres  Dejar un comentario
Conexion Extrema

Una reciente tendencia entre los matrimonios jóvenes es la de volver a pensar la idea general de la paternidad. A diferencia de sus padres, quienes a menudo entraban en la etapa de la paternidad con poca vacilación, las parejas de hoy a menudo preguntan: “¿Y si nosotros no queremos tener hijos?”.

Como cristianos, es importante considerar nuestras motivaciones. ¿Qué hay detrás de este tipo de sentimientos? Aunque algunas parejas están emocionadas y motivadas a tener hijos, otras no sienten un impulso natural. Le ven muchos beneficios naturales al hecho de no tener hijos: ahorro, capacidad de perseguir opciones de trabajo interesantes, disponibilidad de viajar, etc. Otros padres puede que tengan miedo al dolor y las dificultades del parto, o sientan que no pueden incluir un niño en su actual situación económica.

¿Está considerando deliberadamente no tener hijos? ¿Es egoísta no querer tener hijos?

Un terapeuta cristiano observa que en más de 25 años de consejería matrimonial y familiar, nunca ha tenido que convencer a nadie para tener hijos. Sin embargo, en generaciones recientes, el pensamiento occidental ha cambiado, aceptando una actitud de ambivalencia hacia los niños o un rotundo rechazo a la paternidad. Las parejas no sólo se casan más tarde, acortando así los años de crianza, sino que también escogen no incluir para nada a los niños en su relación.

Algunas amas de casa con dos profesiones han elegido esperar a hijos —o no han tenido hijos— para poder dedicar toda atención a sus trabajos.

Caleb y Julia, por ejemplo, dejaron claro que arreglarían su estado socioeconómico antes de tener hijos. Julia era representante de ventas; Caleb estaba comenzando su propia compañía de diseño de software. Ninguno sentía ninguna inclinación particular por comenzar una familia. Sus vidas llenas de viajes no parecían dejar hueco para hablar sobre tener hijos. Cuanto más éxito alcanzaban, menos tiempo parecían tener.

En un viaje a Suramérica por su décimo aniversario, finalmente discutieron si deberían intentar empezar una familia. Ambos acordaron que encontrar a alguien que cuidara de su casa y de su perro era suficientemente difícil. Quizá algún día tendrían tiempo para los hijos, pero no ahora.

¿Están Caleb y Julia escogiendo sabiamente?

eBooks recomendados
Venciendo temores
Por Alberto Cruz
 
Líderes de papel con pies de barro
Por Serafín Contreras
 
Las 7 Cicatrices del Líder
Por Dío Astacio
 
Vidas en transición
Por Serafín Contreras
 
Bíblicamente hablando, no podemos ignorar el hecho de que Dios considera la paternidad una bendición increíble. Como dice el Salmo 127:3: “Los hijos son una herencia del Señor, los frutos del vientre son una recompensa”. Aún más profundo es el silencio de las Escrituras con relación al estado escogido de no tener hijos. No parece que la Biblia visualice nunca a parejas casadas que se privan a sí mismos de tener hijos. Más bien, Génesis 1:28 declara: “Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla”.

La tendencia actual a ignorar o diluir ese mandamiento demuestra un rechazo al diseño de Dios para la humanidad. Desde el principio de los tiempos, en la mayoría de los casos la edad adulta significaba el matrimonio, y el matrimonio significaba hijos; en la mayoría de las circunstancias, las parejas de hoy deberían llevar a cabo este patrón y mirar hacia un futuro que incluya hijos.

Algunas parejas están convencidas de que tener hijos es muy caro. Si esta es su objeción, hágase preguntas como estas: “¿Cómo pueden otras parejas permitirse tener hijos? ¿Necesito confiar en que Dios proveerá para mi familia? Si realmente no nos podemos permitir tener hijos ahora, ¿podría esto cambiar?”.

Si se está imaginando que los hijos están fuera de su presupuesto, obtenga los hechos. Un buen planificador financiero podría decirle cuánto cuesta criar hijos, y quizá pueda ayudarle también a crear un plan para conseguir el dinero.

Otras parejas quieren evitar el descontrol de los bebés y los niños. Como escribió una mujer: “Tengo una amiga cristiana que está casada y detesta los niños pequeños. El pensamiento de cambiar pañales es repugnante para ella. Probablemente nunca tendrá hijos, aunque ha encontrado al hombre con el que quiere pasar el resto de su vida”.

La paternidad es inconveniente. Las responsabilidades de la paternidad no se pueden tomar a la ligera, y no hay duda de que los hijos producen grandes cambios en su matrimonio y en la vida de la pareja como individuos. Pero las dificultades asociadas con la crianza de los hijos no son razón suficiente para escoger no tener hijos.

Los niños traen una nueva dimensión de gozo y satisfacción al matrimonio que no se puede encontrar en ningún otro lugar. La paternidad facilita una transformación espiritual que de otra manera podríamos no experimentar; nos obliga a mirar más allá de nosotros mismos y actuar de forma sacrificial por el beneficio de otros.

Algunas parejas, conociendo sus defectos o los de sus propios padres, temen cometer un error que pudiera trastornar las vidas de sus hijos. Los años de infancia de Caleb les dejaron a él y a su hermana emocionalmente marcados. Sus padres se divorciaron cuando él tenía 12 años. Temiendo que eso les sucediera a él y a Julia, no quería herir a sus hijos cómo él había sido herido. Además, con su temperamento, ¿qué clase de papá sería?

Ningún padre es perfecto, y los hijos pueden aprender de nuestras debilidades tanto como de nuestras fortalezas. Si usted tiene un historial familiar que teme que se repita, deje que un consejero le ayude. Pero si lo que quiere es estar 100% seguro de actuar bien, se pasará el resto de su vida esperando.

Hay muchos puntos al respecto, pero creo que el aspecto más importante de la paternidad es este: Dios da sabiduría y guía a los que buscan su ayuda, y la mayoría de los padres están de acuerdo en que, con el apoyo del Señor, las alegrías de la paternidad superan con mucho a los obstáculos.

Dios es el que finalmente da los hijos. Asegúrese de consultarle en oración; que sus bendiciones descansen sobre usted al buscar de Él su dirección.

GUÍA PARA EL NOVIO INTELIGENTE
Enfoque a la familia
Casa Creación

Mas artículos por Lon Adams

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Artículos
Salida de Emergencia
Arlo B. Calles

Hace tiempo mientras viajaba en el autobús veía que en la parte de arriba había un anuncio o un aviso que decía “Salida de Emergencia”. En el caso de un accidente o de que se volteara, esa puerta era una manera de salir y escapar, o de sobrevivir a un incendio, o una manera de poder salir de ese problema.

La Mayor Falacia Atea
Alejandro Vera

Mientras lees esto, si eres ateo, tendrás una de tres reacciones para lo que leerás. Voy a decir que hay tres grupos. El primer grupo creo yo tendrá una reacción de enojo. Verás estas falacias y chocará con lo que crees, tus labios comenzarán a curvarse y solo tendrás una crítica.

Crónicas del Desierto
Percy Berrospi Aguirre

Desiertos, los hay en todas partes. Todos muy parecidos, algunos con más historia y esplendor que otros, pero todos con la misma insipidez que emana de la soledad.

Diez razones para no casarse
Randy Carlson

Lee esto con cuidado pues podría animarte para pensar bien y tomar las deciciones correctas o ayudar en algunas deciciones que ya has hecho.

 
 
Podcast en iTunes
Ahora puedes descargar las conferencias desde iTunes para tu iPod
Suscribirse
 
Biblia para el iPad
Desarrollamos en formato ePub la Biblia RV versión 1909
Descargar gratis aquí
 
 
Network
 Usuarios Activos Entrar aquí:
Usuario:
Clave:
 
   
  Crear cuenta nueva
  Recuperar mi clave
 
 
 

Comentarios más Recientes

 
 
 
 
© 2005-2017 Bendicion.net - Bendición Network, LLC. Todos los derechos reservados. | Nosotros | Privacidad | Términos de uso | Contacto | Publicidad